Quien creó Arinay?

Arinay ha sido inspirado y creado en el corazón de Dios para este tiempo. Desde el 2007 sin tan siquiera yo imaginarlo Dios estaba preparando el camino para un sueño que jamás pensé. 


Mis planes eran ser Farmacéutica, desde la escuela superior, quería entrar a la Escuela de Farmacia. Pero los planes de Dios para mi vida eran otros. Estudié un Bachillerato en Química Industrial con la intención de continuar estudios en Farmacia. Pero el obtener unos jaboncitos de glicerina en mis manos, cambio la historia. 

Ahora puedo mirar hacia atrás y ver como Dios colocó todo en su lugar para que yo me enamorara de lo que es la Cosmética Natural. Para el tiempo de mi graduación del Bachillerato ya había en mi una inquietud por lo natural, por el ambiente. Así que en vez de ir a la escuela de Farmacia, me matriculé en una maestría en Gerencia Ambiental. Y en lo que conseguía un empleo en lo que estudié busqué la manera de aprender todo lo relacionado a la cosmética natural. 

Comencé con jabones en glicerina, velas y algunos otros productos. Pero yo creo que es importante el conocimiento. Eso es algo que nadie te lo podrá quitar jamás. Y yo estoy constantemente buscando que nuevas cosas aprender. No me bastó con leer libros, buscar información, tomar talleres presenciales si no que necesitaba saber más y tomé un curso de Estética Facial y Corporal. Dios cambiando todos mis planes. 

Los años pasan, me casé, y en el 2012 tuve mi primer embarazo que transformó todo. Este embarazo y esa primera ilusión de un bebé no fue realidad. Un proceso que fue muy duro para mí. Pero fue el proceso necesario para que Arinay diera un giro a dedicarse o enfocarse en productos para el cuidado de la piel de mamá y bebé. 

Para el 2013, Dios me dio el privilegio de ser mamá en un segundo embarazo. Y para ella fueron creados nuestra línea de productos de Natural Mommy. Y como yo no puedo dejar de aprender, esto me llevo a tomar un curso de Educadora en Lactancia y de Doula de Parto. 

Actualmente en el 2020, Arinay es nuestro sustento familiar. En el transcurso han habido ocasiones en los que me he sentido desmayar o que he querido rendirme, pero Dios me recuerda una y otra vez, que Arinay fue nacido en su corazón y no en el mío, para bendecir a las familias. 

Queremos ser de bendición, con nuestros productos y con todo lo que hacemos porque el dueño y creador de Arinay ha sido Dios. Y su nombre sera exaltado en todo lo que hacemos. 


Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published